INVES BIOFARM

- Líderes en cosmética biotecnológica

- Novedad dermatológica mundial PATENTADA

- Resultados espectaculares demostrables no conseguidos por otros productos

pa2.jpg

EPIDERMAL GROWTH FACTOR

NUESTRO EGF, TIENE RESULTADOS SUPERIORES A OTROS POR SU FORMULACIÓN PATENTADA QUE PERMITE ESTABILIZAR Y CONSERVAR LA EFICACIA DEL EGF.

Dadas las complejas configuraciones de las proteínas, mantener su estabilidad es un punto clave sin el cual estas pierden en unos pocos días/semanas su capacidad de interaccionar con los receptores celulares apropiados es decir pierden su eficacia.

La aportación de INVES BIOFARM es una proteína recombinante Factor de Crecimiento Epidérmico (EGF) que tiene resultados espectaculares, superiores a otros productos similares existentes y ello gracias al proceso de formulación patentado que permite la estabilización y conservación a medio y largo plazo de la proteína recombinante EGF, permitiendo eficacia real en su uso y aplicación en dermatología  y cosmética.

La estabilización a largo plazo de las proteínas recombinantes es uno de los principales retos de los procesos biotecnológicos. Una mala conservación hace que la proteína se degrade y pierda sus propiedades.

Nuestro EGF estabilizado, consigue resultados reparación y regeneración dérmica en indicaciones médicas y cosméticas (*) demostrables y  no conseguidos por otros productos.

LA APORTACIÓN DE INVES BIOFARM ES LA ESTABILIZACIÓN DE DICHA PROTEÍNA

Lo que permite obtener unos resultados a corto y largo plazo muy superiores a los productos biotecnológicos similares ya existentes en el mercado.

Desde que dieron el premio Nobel a los Drs Rita Levi-Montalcini y Stanley Cohen,  por el descubrimiento del EGF y caracterizar sus acciones celulares, hay cientos de estudios que avalan la eficacia del EGF como molécula fundamental en la regulación del crecimiento celular en diferentes puntos de nuestro organismo (piel, articulaciones, ojos, encías…).

El alto coste de obtención de este fabuloso producto biotecnológico y la falta de resultados concluyentes en las formulaciones existentes ha hecho que su uso no se haya generalizado. De hecho hay muchas cremas y formulaciones que declaran contener EGF pero ninguna obtiene resultados suficientemente buenos  que justifiquen el uso de una proteína con un elevado precio de obtención, purificación y trasformación en un adecuado producto acabado (falto de estabilidad y eficacia).   

En INVES BIOFAR, además de trabajar con los máximos estándares de calidad biotecnológica en la producción y purificación del EGF recombinante, hemos avanzado un importante paso más; hemos desarrollado y PATENTADO una formulación que permite resolver  un difícil problema en la fabricación de productos basados en biotecnología; la estabilización y conservación de las proteínas recombinantes a medio y largo plazo.

A corto plazo, pocos días o pocas semanas, todas las proteínas suelen conservar aun su eficacia pero de nada sirve si el ciclo de fabricación y comercialización del producto son meses/años.  En esta situación tenemos un principio activo que cuando llega al usuario ha perdido su eficacia.

Sabedores de ello, en IB hemos desarrollado y patentado una formulación que permite preservar durante años la máxima eficacia del EGF y otros factores de crecimiento dérmico, para su utilización en dermatología y cosmética.

Esta tecnología y la experiencia de años de investigación y desarrollo, permite que nuestros productos alcancen unos resultados espectaculares nunca vistos en cosmética como son, la reducción de arrugas facial superior al 90% sin pinchazos. También en parámetros de rejuvenecimiento generalizado: brillo, grosor, flexibilidad, hidratación...

Nuestras formulaciones de EGF combinadas con A. Hialurónico de características adecuadas, permite reparar pieles dañadas, resecas, descamadas o agrietadas.

Así mismo estamos obteniendo resultados superiores a los esperados en indicaciones médicas como ulceras recalcitrantes, quemaduras, heridas,  psoriasis (con la aplicación de la caléndula).             

ÁCIDO HIALURÓNICO

Antimicrobiano:

Estimula la liberación de las beta defensinas 2 y activa el sistema de defensa. Estimula la actividad antimicrobiana de las beta defensinas 2 incluso contra las bacterias gram negativas. Gracias a su actividad antimicrobiana contra gram negativas y Candida, previene la contaminación de la piel por parte de los patógenos preservando al mismo tiempo la flora bacteriana. Inhibe el crecimiento de E.coli de un 97% con un efecto dosis dependiente. Es ideal en las pieles de los bebes ya que nacen sin flora bacteriana y son sujetos a contaminación por patógenos por lo cual refuerza la defensas de la piel. En pieles maduras mantiene un nivel de defensa efectivo. Inhibiendo las gram negativas limita uno de los factores importantes responsable del desarrollo del acné. Refuerza las barreras defensivas contra las bacterias orales. Tiene efecto protector de las mucosas ya que estas contienen flora bacteriana, porque permite fortalecer las naturales defensas y limita la proliferación de agentes patógenos.

Cicatrización:

Algunos estudios in vivo demuestran que la aplicación del ácido hialurónico mejora significativamente la cicatrización de la piel. Entre los mecanismos de acción del HA en la cicatrización, está su interacción con el fibrinógeno, acelerando el proceso de formación del coágulo de fibrina inducida por la trombina. El HA se une a la molécula de fibronectina y estimula la migración epitelial en los cuales también participan los receptores celulares CD-44 migrando a la misma región, éstos son los mayores receptores para el HA, enlazándose específicamente con el mismo. Activa la re-epitelización, regula la proliferación y la migración de los queratinocitos y fibroblastos atenuando así la rugosidad de la epidermis recién formada. Los tejidos reparados son de mejor calidad, las cicatrices menos importantes. En vivo usado en heridas el HA de medio peso molecular interacciona con el receptor CD44 y estimula el sistema inmunitario y activa los procesos de curación. Existen preparaciones con fines cicatrizantes donde el principio activo es el HA. Ejemplo de éstas, es el Pandermin una crema al 0,1% p/p de AH, el cual se utiliza en el tratamiento de procesos reparadores tisulares de curso clínicamente tórpido, como úlceras varicosas, postulares y tróficas diabéticas, en cicatrices quirúrgicas y en quemaduras.

Hidratación:

Algunos estudios in vitro demuestran que el ácido hialurónico estimula la cohesión celular estimula la síntesis de las proteínas constitutivas de las uniones estrechas, como las ocludinas o ZO-1 lo que permite prevenir las pérdidas insensibles de agua. Además, el ácido hialurónico aumenta la hidratación natural de la piel.

Regeneración tisular:

Algunos estudios in vitro muestran que el ácido hialurónico estimula la síntesis de colágeno I en la dermis y aumenta la proliferación de los fibroblastos. Estos últimos también tienen la capacidad de fabricar ácido hialurónico, aumentando así la cantidad de ácido hialúronico en la piel. La piel se redensifica, se tonifica y reafirma, las arrugas se difuminan.